domingo, febrero 24, 2008

Buen fin de semana

Me gustan los buenos momentos que no se planean. No creas expectativas, no intentas alcanzar una perfección que nunca llegaría, no pretendes nada, sólo vives. Me gustan esos instantes que se acercan y estás riendo, y puedes mirar a los ojos de quienes te rodean. Y no hay mucho que pensar, porque es vida y no pensamiento.


Supongo que la mala costumbre de mirar hacia atrás provocó a veces la momentánea pérdida de esta sensación de que todo está bien, de que estuvo bien y mejorará también, porque estamos en un ahora y no en un ayer ni un mañana que, con total y absoluta certeza, jamás sería lo que planeamos, diseñamos, dibujamos o nos repetimos porque nuestro propio libre albedrío siempre nos lleva por derroteros nunca exactamente iguales a los que trazamos en una mente en ocasiones demasiado inquieta para reposar tranquila, como lo puede hacer la mariposa sobre el pétalo de la flor que apenas percibe su presencia, sólo siente ese estremecimiento que nos recorre cuando sabemos que estamos bien.

No tiene que pasar nada especial, no pasó nada especial, sólo que las sonrisas son tan importantes que no consigo entender cómo se nos puede olvidar que seguimos aquí, que vivimos aquí y disfrutamos.


Contradictoriamente se unen la paz y el movimiento en el punto que mi cuerpo deja de estar y sigue estando porque es cuando más lo siento y me siento a mí misma, feliz, porque da igual que vengan recuerdos y las dudas insistan en acompañarme. No pesa porque existen estos momentos en los que las imágenes están en la mente y el recuerdo de olores, voces, músicas, movimientos... sin expectativas, sin planes, sin esperanzas vanas se resiste a dejarte, esta vez sin necesidad de atraparlas con artimañas siempre absurdas porque no se retiene nada que debe partir.


Puede resultar increíble lo verdaderamente sencilla que es la vida, como lo es el amor, aunque siempre tratemos de complicarla y complicarlo. Debe ser que los retos nos parecen más divertidos, cuando lo divertido es estar y moverse, quedarse quieto y mirar, correr bajo la lluvia y cantar mientras andas.

21 comentarios:

Suntzu dijo...

Es lo mejor. Sin duda.

Luis dijo...

Uy! Lo leí demasiado tarde!!!

Ana dijo...

Me gustan los buenos momentos ... y te estoy leyendo y suena una canción por ti recomendada (Once: If you want me).

Instantes donde no hay mucho que pensar, sensación de que todo mejorará, las sonrisas,no retener nada que deba partir, vivir.

Nena, gracias por este buen momento.
Un beso.

Arwen dijo...

Pues sí, Suntzu, pues sí. A ver si nos vemos hija, que parece que vivimos a kilómetros ;P
Luis, ¿por qué tarde? Explícate, hombre.
Ana, no sé si esa banda sonora es lo más indicado para tu momento, la música es algo melancólica, ¿no? Y me gusta tu nueva foto de avatar (lo mismo lleva siglos, pero siempre me fijo en esas cosas tarde).Un beso.

J. dijo...

POrque será que siempre complicamos las cosas y las revolvemos sin llegar a nada?

Saludos...

Arwen dijo...

J., la verdad es que está vez para mí llegué a un sitio. Muy mío y, por fin, tranquilo... Y resolver, la verdad es que hace tiempo que me conformo con vivir. Un beso.

Ulyanov dijo...

Hay un verso de Jaime Gil de Biedma que dice: "importa, por lo visto, el hecho de estar vivo". Es cierto. Estar, y ser conscientes de que nos tenemos a nosotros mismos, construyendo nuestro interior, mirando hacia adelante.
Un beso muy muy grande, Arwen

Arwen dijo...

Otro beso para ti, Ulyanov.

Chus dijo...

Hace poco tiempo que ceo haber encontrado eso, el mí mismo perdido, o escondido,con la bastante claridad mental y madurez espiritual como para darme cuenta de mi descubrimiento e intentar mantenerlo, cosa bastante dificil en esta sociedad de stres y competitividad, pero cuando pierdo relajación( sin perder los papeles) me hago recordar aquellas palabras de Albert Schweitzer "Soy vida que desea vivir en medio de vida, que desea vivir". Entonces vuelvo a fluir. Un saludo.

Alize dijo...

Cuando salgo los fines de semana con mis amigos de aquí y yo, impaciente de mí, digo "Hoy lo vamos a pasar genial" ellos ríen y me dicen "No lo digas mucho que si no nanay"
Y es que es verdad que la espontaneidad suele traer la alegría.
Besicos de limón

goldengate(d) dijo...

me viene a la cabeza el inicio de mi vida sin mi...

Rafael dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Arwen dijo...

Chus, me guardo la cita. Afortunadamente para mí salí hace tiempo del mundo competitivo, así que vivo bastante relajada... Ánimo pues, para que a ti ese estrés no te haga perderte...
Pues sí, Alize. A mí me cuesta asumirlo, pero la espontaneidad es lo mejor...
Goldengate(d) no recuerdo el principio de esa peli, la volveré a ver. Preciosa peli,por cierto. A mí me impactó y me gustó mucho, aunque ahora apenas la recuerde.
Rafael, la verdad es que no entiendo muy bien tu comentario, pero creo que, efectivamente, te estás confundiendo de persona. Te lo digo más que nada porque, si buscas a alguien conocido, lo mismo te interesa seguir buscando. De todas formas, ya sabes, este es un sitio abierto.

cruzcampero dijo...

Me encanta vivir sin planes concretos. Si a día de hoy me preguntan: que haces el sábado? ya me agobio... Planificar hay que hacerlo, no hay que vivir en constante desorden, desde luego que no. Pero cuando las cosas surgen y uno se tira a la piscina es fabuloso...
Ay la libertá, el día que me la quiten no se que haré (Dios no lo permita...). Un besico apañá!

neurotransmisores dijo...

Un mismo momento puede ser bueno y malo.

Arwen dijo...

Cruzcampero, soy bastante de planificar, y eso que he tenido quien me enseñara a no hacerlo. Pero de vez en cuando consigo dejarme llevar y a veces surgen cosas tan bonitas como el fin de semana. Y no tengas miedo, no tienes por qué perder tu libertad, ni siquiera el día que decidas tener alguien al lado... Un beso, guapo.
Nuerotransmisores, esta vez fue todo bueno, ni los recuerdos empañaron tanta felicidad. Bienvenido y vuelve cuando quieras.

Maria dijo...

Muy bueno el post. Hay tanta expectativa frustrada por ahí. El pensamiento cambia la química del cerebro, el solo crea el buen ambiente o el mal ambiente. Sigo leyendo. Saludos y felicidades por el blog.

Arwen dijo...

Bienvenida María. Efectivamente,nuestro cerebro es poderoso, lo que pasa es que se nos suele olvidar.

anthonytowers dijo...

Estoy totalmente de acuerdo en que hay que vivir sin crear expectativas, sino disfrutando del propio momento.

Arwen dijo...

Pero lo que me cuesta, Anthony...

Ana dijo...

Niña, la foto está recién puesta jejejeje. Te diste cuenta!!
Beso.