domingo, octubre 28, 2007

La capoeira y yo





Este año he encontrado mi deporte. Más que un deporte es un hecho cultural diferencial, una forma de vida y, para mí, significa una lucha por ser libre, por no sentirse preso de la propia vida, incluso en la esclavitud. Hablo de la capoeira.



La capoeira es un arte marcial afrobrasileño que surgió en el siglo XVI como respuesta de los esclavos negros a la prohibición de sus amos portugueses de practicar cualquier deporte y, por supuesto, cualquier forma de lucha o defensa personal. Para poder mantener sus costumbres, defenderse y descargar tensiones estos esclavos comenzaron a mezclar sus artes marciales con música y bailes que camuflaban el fin último de los ejercicios: poder pelear.



La primera vez que oí hablar de la capoeira fue hace cuatro años en boca de una amiga que me la recomendó para aliviar el estrés que me producía estar en paro otra vez. En aquella época, por cuestiones económicas y de paseos para arriba y para abajo por España (para buscar trabajo, para ver a mi novio) no me apunté y, posteriormente, tanto el trabajo como el estudio de las oposiciones me impidieron comenzar a practicar este arte marcial.



Por eso, cuando hace unos seis meses descubrí que en el gimnasio donde voy a nadar se impartían clases de capoeira no lo dudé y me inscribí. No voy a mentir, aprender capoeira es duro, máxime cuando parece que los elementos se han alineado contra mí y por culpa de la operación de miopía y la lesión en la rodilla he acudido a las clases de forma intermitente. Sin embargo, desde el primer día supe que ya nunca iba a dejar de jogar capoeira, que había encontrado algo que me permitía acercarme más a mí misma y compartir algo con un grupo de personas que merecen la pena.






Realmente no sé explicar qué siento cuando escucho los primeros acordes de la música que acompaña la práctica de la capoeira, ni cómo salta mi corazón cuando presencio una roda protagonizada por quienes llevan años aprendiendo, creciendo, enseñando capoeira. Pero lo cierto es que me ha llegado al alma e, indefectiblemente, la capoeira y yo estaremos unidas de por vida... El que llegue a ser una buena capoerista es ya otro cantar...




Las fotos, hechas por mí, pertenecen a una de las clases impartidas por Soldado.

16 comentarios:

Landahlauts dijo...

Yo la conozco, de haber visto alguna exhibición en la calle. Además, el hijo de un compañero la practica. Muy vistosa y con uno seguidores muy fieles.

Saludos.

FLaC dijo...

Supongo que eres consciente del nivel de frikismo que se destila de esta entrada, ¿no? A mí me pasa lo mismo con el baloncesto, que llevo practicando y viendo desde los 5 años, pero ese es otro cantar.

anthonytowers dijo...

Flac, se puede considerar freaky por lo minoritario, pero la verdad es que los movimientos son preciosos y está genial la lucha sin que sea lucha.

Arwen dijo...

Landa, sé que en Granada se hacen muy buenas exhibiciones callejeras. En Sevilla también, aunque las que conozco suelen ser en sitios cerrados a partir de cierta fecha.
Flac, ¿frikie porque es capoeira, por lo que digo de ella o por las fotos? De todas formas, creía que mi frikismo venía de adorar el señor de los anillos, seguir a Harry Potter y haber tenido mi época treky... Al final soy más friki de lo que creo ;P
Ah, y ya me contarás más del baloncesto y tú, que estás muy perdido últimamente.
Anthony, que sí que es lucha hombre, que verás cuando sepamos las patadas que vamos a dar por ahí ;)

Arwen dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Ex Traño dijo...

que envidia!!!!
yo ando buscando algo que me motive para retomar la actividad física y esto parece muy interesante...
oye cualquiera se mete contigo ¿eh?
bueno unos besotes....
pd:que tal esa rodillita, mejor ¿no?

Arwen dijo...

Ex traño, prueba con la capoeira, o la natación, son geniales. La capoeira si te gusta el ritmo, a la vez que la defensa.
Ah, y, hombre, prefiero que nadie se meta conmigo, pero si lo dices por poder defenderme, aún me queda mucho mucho mucho por aprender...
La rodilla aquí sigue. Con un poco de ejercicios de refuerzo y hoy intenté, después de mes y medio, con la capoeira de nuevo y se cargó un poco la rodilla... Pero bueno, con calma y buena letra.
Besos

Nebulina dijo...

Tengo que volver a hacer ejercicio..empezaré por la natación posiblemente, por aquello de volver a lo conocido, pero luego me planteo algo como danza del vientre, yoga o capoeira, que me la has recordado para relajar...a ver si consigo cuadrar la agenda..
Un besazo!

anthonytowers dijo...

Yo espero no aprender muchas patadas, que se va a quedar media Sevilla sin dientes.jajajaja

cruzcampero dijo...

Aquí en la plaza donde curro hacen dos exibiciones semanales (menudos dolores de esparda apaño namas que de mirar...). Se me cae la baba, que elasticidad, que flexibilidad y que cuerpos... impresionante...
Arwen, sabiendo lo tuyo en un sinvivir me tendrás, espero que no tengamos que lamentar ná...
Hablando en serio, debe ser una disciplina dificilísima, ya nos irás contando tus progresos... Un besico apañá!

FLaC dijo...

Uf, otro encarguito, dedicarle un post al baloncesto. Bueno, a ver que podemos hacer. Los otros dos van adelante...

Hombre decir que la capoeira te acompañará siempre es muy friki. Pero yo eso lo digo siempre desde el cariño, porque a mí me encanta la gente friki (es decir, vehemente y comprometida con sus gustos y aficiones).

Arwen dijo...

Antonio, no pretendas engañarnos que no eres tan agresivo ja ja ja.
Cruzcampero, la verdad es que practico con mucho cuidado y mis compis son muy buenos (en la práctica y como personas) y no me dan casi nunca (algún golpecín suave recibí, casi siempre culpa mía, que me tiro a las patadas en vez de esquivarlas). Y me falta recuperar bastante elasticidad, pero vamos en ello. Como veo que os interesa el tema seguiré comentando y, a lo mejor, hasta me lanzo con una foto mía...
Flac, tienes razón suena fuerte y friki, pero es lo que siento. Es una disciplina que me parece preciosa y creo que no dejaré de practicarla nunca, a pesar de mi rodilla. Ah, y no te agobies con mis encargos, es que me piden ayuda y doy a raudales con ideas ja ja ja ja.

Arwen dijo...

Nebulina, ¿practicaste capoeira alguna vez? Cuenta Cuenta. Y lo de la danza del vientre, a mí es que no me llama, la verdad, pero sé que queda super guay.

Churru dijo...

También la he visto practicar en los paseillos universitarios de Granada, es espectacular. Me das mucha envidia, lo dice alguien cuya coordinación corporal es nula.

Shepperdsen dijo...

Yo hoy he vuelto al gimnasio después de casi dos meses de inactividad. Casi me muero encima de la bici, y he echao de mi cuerpo toxinas acumuladas de todo este tiempo, y ahora estoy tan activo que no me animo a meterme en la cama...
Yo, como Churru, de coordinación cero.

Arwen dijo...

Churru, no me envidies hasta que no me veas en una roda...
Shepperdsen, te entiendo perfectamente, con el rollo de la rodilla he estado mes y medio sin pisar el gimnasio y no veas las agujetas que me gasto. Hoy en la oficina se han partido porque apenas podía levantarme de la silla... Así que, mucho ánimo. (Todo sea por un cuerpo bello en una mente sana ja ja ja).