viernes, octubre 19, 2007

Melilla, seis años después. Mis lugares

Mi casa. En ella pasé dos años de los tres que viví en Melilla, en el segundo piso, sin ascensor y con techos tan altos que cuando vas por las escaleras te crees que vas a un sexto por lo menos. El segundo día de mudarme bajé todo un tramo de escalones con el culo y la espalda... Pero me encantaba y me encanta.



La playa por la que he paseado en innumerables ocasiones sola o acompañada. Apenas tomé el sol en ella, iba más que nada a mirar al mar, a despejarme y sentir la brisa. El agua no está muy limpia porque Marruecos cerró tanto su puerto que más que el mar es casi un lago.


El Palacio de la Asamblea, que no el ayuntamiento porque Melilla es Ciudad Autónoma. Si las sumara, aquí dentro fue donde más horas pasé, fijo. Después estarían los periódicos en los que trabajé y, por último, mi casa. En mi tercer o cuarto Pleno, por balancearme en una silla antigua acabé en el suelo con tal estruendo que se giraron todos los diputados...Como siempre, marcando hitos.




Este edificio está al principio de la avenida principal, por la que se pasea para arriba y para abajo porque poco más se puede hacer en esta ciudad. Bueno, también se pueden dar vueltas y vueltas sin sentido con el coche por toda la ciudad. Tardas unos quince minutos en recorrerla entera.




Al puerto fui muchas noches en las semanas antes a mi partida, para ver salir los barcos y soñar que iba en ellos. En estos sueños me acompañaba alguien con quien me fui de Melilla y con el que he vivido grandes experiencias. Ya sabéis, Melilla me quitó y me dio el amor (si no lo sabéis leed la entrada anterior a esta, que tampoco cuesta tanto).


Son muchas más las imágenes por poner, ya las iré dejando por aquí, para que veáis que merecen la pena las personas y los lugares de Melilla.

9 comentarios:

UnaExcusa dijo...

Vivíamos ahí, en el segundo piso, con un sillón de sky gris, del que luego descubrimos que era blanco porque yo me quedé pegada a él, tatuaje calcomaniaco incluido, y era maravilloso porque no había cucarachas. Salvo dos. No, no éramos nosotras.

En ese balcón que se ve nos sentábamos por las noches para mirar la UNED, que está enfrente y es preciosa; el cielo de Melilla y hablar, hablar, hablar...

Te robo la foto. Acabas de inspirarme.

El Sagutxo solitario dijo...

Muy muy bonito. Qué edificios más guays. :P Tengo que arreglar eso de no haber ido más abajo de Madrid. Yo siempre pal norte, chica. Y eso no puede ser.

cruzcampero dijo...

Que chulo Arwen, jeje, menudas te has debido pegar por aquellos lares, quien te viera... Y eso de caer por casi todos sitios muchacha debería ir terminándose, que nos tienes en un sinvivir...
Un besico apañá!

Arwen dijo...

Unaexcusa, pues sí, allí vivimos, reímos, lloramos (vale, sólo yo) y aprendimos mucho. El edificio de la uned lo pongo para la próxima, ¿o te crees que no le iba a hacer foto? Ah, y si quieres te paso otras fotos, para que elijas.
Sagutxo, muy muy mal, ¿nunca bajaste de Madrid? A mí me costó lo mío conocer muchas partes de España (me llamo viajera frustrada), pero, hija, acabé viendo un poquito de todo. Me encanta el norte, por el verde, el agua, la gente; del levante me quedo con el mar y algunas personas; del centro, las posibilidades, el acento; de extremadura, la familia, el jamón ;D; del sur, no digo nada, es mi tierra...
Cruzqui, pues la verdad es que buenas juergas que me pegué por Melilla,que no todo iba a ser trabajo y preocupaciones. Y caídas allí, alguna que otra y golpes mogollón, de hecho, creo que el porrazo de la bici es la vuelta a mi ser: golpes y moratones continuos, pero nunca graves, el de la bici ha sido más gordo para prepararme ja ja ja. Un besazo

Landahlauts dijo...

Yo, fíjate... no conozco Melilla. Y, se me han abierto unas ganas!!!

(P.S.: estos post... no estarán patrocinados por la Consejería de Turismo de Melilla ¿¿no???)

:)

El Sagutxo solitario dijo...

Pues ya ves. La cosa está en que toda mi familia es de aquí (solo guipuzcoana, para más inri) o vasco-francesa. La verdad es que no conocemos a nadie del sur, sólo de aquí del norte, mis tíos que viven en Valencia y gente en Cataluña, pero hacia el sur na de na. En los viajes, además, siempre he tirado para el norte de Europa o el centro. Cosas de la vida. habrá que solucionarlo, porque además llevo años queriendo ir a Granada y a Mérida.

;)

Arwen dijo...

Landa, pos no, pero estoy por pedirles dinero o billetes gratis, para ver a mi gente más a menudo.
Sagutxo, te entiendo perfectamente, yo no conocía el norte hasta que me eché novio asturiano (mira, otra utilidad del amor ja ja ja).
Pero ya tienes sitio en Mérida y en Sevilla, aunque no la menciones, que si hace falta te llevo yo hasta Granada, así que esperamos tu visita por estos lares y no es hablar por hablar, ¿eh?, que puedo tardar seis años en cumplir lo que digo, pero al final cumplo...

El Sagutxo solitario dijo...

Cuidado Arwen que te tomo la palabra :D

No he mencionado Sevilla porque desde cría siempre he querido ir a Granada (para ver La Alhambra y tal...) pero vamos, que a Sevilla no le hago ningúna sco, ni mucho menos. Mi madre es adicta a tu ciudad, guapa, y siempre me dice que tengo que ir porque me encantaría. Y conozco a algunas personas de allí por Internet, además.

:P

Arwen dijo...

Yo también soy de internet, pero como unaexcusa me conoce en persona, pos ya como si nos conociéramos en carne y hueso. Granada te enamoraba seguro, por eso te digo lo de llevarte, que está a hora y media, dos horas de aquí. Y luego a disfrutar también un poquito de Sevilla. Tu madre tiene muy buen gusto....XD