sábado, octubre 06, 2007

Amigos y niños

Hoy estoy superfeliz. Lo estaba ya desde esta mañana, y cuando he salido esta tarde sola, con mi música en el mp3 (Emilie Simon, Mika, U2, Rufus Wainwright y muchos más), el sol este de otoño con esa luz tan primaveral, también lo estaba. Pero, al volver a casa, estaba mucho más feliz. El primer motivo, meramente superficial y tonto, por eso lo pongo el primero, es que he encontrado una edición de Peter Pan en inglés que no es bonita, pero sí leíble (he visto algunas en las que me iba a dejar los ojos).
Sin embargo, la razón de mi sonrisa más pronunciada, de la ligereza en mis pies han sido dos encuentros que, sinceramente, me han llegado al corazón, me han tocado el alma, especialmente el primero.
Ahí que iba yo con mi musiquita, cantando tranquila (sí, canto por la calle, me da igual lo que piensen los demás, me parece más normal que hablar con esos pinganillos de los móviles con los que la gente va a gritos mirando a los demás) cuando me fijo en una chica que venía hacía mí. Dudo, centro los ojos, me concentro y, efectivamente, es ella, una compañera de facultad que hacía dos años que no veía. Bueno, compi de facultad y antes de instituto, una de las personas más dulces y tranquilas que he conocido. Bella por dentro y por fuera.
Nos hemos reconocido y nos hemos parado. Ella iba con un chico de unos diez años y con un bebé ¡que era suyo! Ni sabía que tenía pareja, ni que estaba casada y allí estaba, delante de mis ojos con su pequeña Lucía de ¡tres meses! preciosa, guapa como su madre. Me ha dado una gran alegría, me ha llenado de felicidad verla, feliz, igual y diferente a la vez... Y soy tan capulla que no le pedí el teléfono, pensando que ella tenía el mío... Idiota que soy, pero espero que sí que tenga el mío y que llame, porque apenas pudimos hablar y quiero que me lo cuente todo, verla más veces como amiga y como madre...
El segundo encuentro fue también raro, porque se produjo justo cuando la otra persona pensaba en mí (aunque eso es algo que me ocurre a menudo, llamar a alguien que me estaba llamando y cosas así). Era una compi de natación que dio a luz hace dos semanas. Llevábamos días intentando coincidir porque yo quería ver a su niño y a ella, porque ese pequeño es sobrino del cursillo de natación, ya que lo vimos crecer dentro de su madre (que por cierto nada mejor que yo con embarazo y todo...)y porque es una mujer encantadora y no quería perder el contacto. También estaba guapísima y su niño es la cosa más linda que he visto, eso sí, pequeñín pequeñín, ¡tan frágil me pareció! Aunque seguro que sale fuerte como su madre ¡y deportista! Me he ido de paseo con ellos y ha sido estupendo.
Así que hay motivos más para añadir a la lista de cosas para ser feliz: los reencuentros y los hijos de las amigas... Vamos, lo difícil va a ser ponerse triste.

8 comentarios:

Churru dijo...

Jejej yo también canto por la calle con el MP3, me da absolutamente igual que me miren. Creo que eres un pelín bruja Arwen, te lo digo yo que he tenido mis momentos clarividentes jaja.

Suntzu dijo...

¡Viva el baby-boom! Yo, con el mp3 cantoy voy con una cara de anuncio de compresas, que pa qué...

Arwen dijo...

Churru, me has descubierto. No quería decirlo por aquello de la mala imagen que tenemos, pero para nada, ¿eh? Yo soy bruja buena total.
Y me alegra comprobar que no soy la única que canta, con lo bien qeu sienta.
Y sí, Suntzu, viva el baby boom, que si todo el mundo fuera como yo se acababa esto je je

Ginger dijo...

Yo soy más de motormouth, canto a todo volumen en mi coche.

¡Mika también es un factor de alegría potencial!

UnaExcusa dijo...

A mí me gusta que tengas estos encuentros y que luego me lo cuentes. Siempre quiso ponerle Lucía a una hipotética hija. Lo que no me imaginaba era que se casara y que la tuviera tan pronto...

Arwen dijo...

Unaexcusa, me temo que no sólo es tan pronto para nosotras, para los demás debe ser la hora...

M. Jesús dijo...

buena eleccion musical si segnorita!! aunque quizas mika sea el mas flojito, pero bueno tiene que haber de todo en la viña del señor.
Por cierto te pasastes por mi seccion de criticas, no son muy buenas, pero oye son mias. Y de vez en cuando encuentro discos bastante curioso que por supuesto no se pinchan en los cuarenta anormales y radios de ese tipo. Pero que son grupos realmente buenos.

Arwen dijo...

Pues no me había fijado en esa sección, pero paso seguro, me encanta escuchar nuevas músicas... Y Mika, aunque te parezca flojo, para mí es genial, me da subidón y me parece un tío valiente al hacer ese tipo de disco ahora...Pero, ya sabes, en cuestión de gustos musicales, colores a mil...
Lo dicho, que te tomo nota para las críticas musicales. Y a ver si consigo haceros una visita y ver a la pequeña, que ya debe estar increíble de grande (estos niños crecen cada día...).