martes, octubre 02, 2007

Segundo encargo

A falta de mis sábanas preferidas, en realidad una funda de edredón nórdico, que dejé en Asturias (como tantas cosas) pensando que mi vuelta sería en breve, aquí dejo mis segundas sábanas preferidas...Vamos, deben serlo porque en casa de mi madre son las que siempre busco, no sé muy bien por qué, la verdad, porque bonitas no son... Y luego están las que me gustaban de niña, pero esas me las hurtó mi hermana pequeña, y supongo que ya estarán en la basura...
Bueno, lo dicho, que va por ti Dooddle.
Está claro que a mí no me enseñaron a hacer camas en la Marina.

2 comentarios:

El Sagutxo solitario dijo...

Ostras qué grande!! si les ha sacado fotos y todo xDDDD Ay, chica, veo yo esa cama así hecha y me da un síncope, soy de esas maniáticas que tienen que dejar la sábana recta, todo bien metido y como te sientes en un cama hecha te arranco la cabeza.

xDD

Arwen dijo...

Yo intento dejarlas estiradas, pero es que a un lado tengo una pared y no hay manera,hija. De todas formas, ya me contarás tu secreto para conseguir el efecto marine, aunque unas sábanas revueltas tienen su punto ;P