domingo, diciembre 02, 2007

Añoranzas


Te echo de menos. Aunque haya sido yo la que ha decidido salir de tu vida, aunque sepa que es lo que tenía que hacer. Te extraño. Extraño tus miradas de enamorado, que se habían perdido en los primeros días de estos años y que añoraba antes de dejarte atrás, de dejarme marchar.

Echo de menos tus caricias. Esas en las que cogías mis manos, jugabas con mi pelo, me hablabas sin palabras... Me pregunto por tus sonrisas, las que contestaban a las mías o las que me arrancaban de mi abatimiento, las que dejaste de prodigarme porque nuestra vida se convirtió en recriminaciones, porque tampoco yo sonreía.

Añoro tus palabras, las que me hacían reír, las que me hacían pensar, las que me acompañaban en mis dudas, las que daban consejos sin darlos. Extraño nuestros silencios, los que decían tantas cosas, los que nos hacían sonreír porque estábamos al lado.

Echo de menos todo tú, porque marcaste mi camino, porque tiré de tus pasos, porque caminamos juntos y construimos algo.

Pero no extraño las diferencias, ni las discusiones, ni las desilusiones por esperar algo que nunca tendría, que no llegaría jamás porque nunca te has dado cuenta, porque no supe explicarlo, porque lo expliqué y no supiste verlo.

Te añoro y sé que dejaré de hacerlo, porque engrandeciste mi corazón, pero también lo dañaste como solo quien ama puede ser dañado.

Pero ahora te extraño, y el nudo que ata mi garganta sube como lágrimas hasta mis ojos y me gustaría que este tiempo acabara, porque dura demasiado para permitir que mi alma pueda reconciliarse con todo lo que de ti amo y seguir el camino en el que algún día podamos encontrarnos sin recriminarme lo que ahora hago.

22 comentarios:

Anónimo dijo...

Pasar estos duros momentos son inevitables.

Mucho ánimo y a pesar de la distancia, de las diferencias, de las palabras, malentendidos, en fin.. que a pesar de todo no me gusta saber que ni tú ni cualquier persona que he apreciado y querido, lo esté pasando mal.

Ánimo!

amniotic.-

goldengate(d) dijo...

que bien que sepas ver todo lo que echas de menos y también lo que no. ahora empiezo a ver por donde va lo tuyo con las despedidas.

respira.

Terrorista del Amor dijo...

que dificil es hechar de menos a alguien de culla vida has salido tú voluntariamente, y ahora queda pensar
que pesa más la cabeza o el corazón, yo me limito a pensar con el pene, es mucho más fácil

bss :P

El Sagutxo solitario dijo...

El tiempo lo cura tod. Ánimo.

Ya lo dijo Machado:

Todo pasa y todo queda
pero lo nuestro es pasar.
Pasar haciendo caminos,
caminos sobre la mar


Es ley de vida y hay que pasar por ello.

:D

UnaExcusa dijo...

Eso el lo más duro: añorar lo que sabes que no debes añorar.

Ana dijo...

Sólo un beso.
Poco más se puede decir que no sepas.
Sólo que estoy.

Arwen dijo...

Amniotic-a, gracias.
Goldengate(d), en eso estamos, en respirar y en vivir. Sí, ahora expliqué demasiado quizás...
Terrorista, puede que sea eso, que no tengo pene con el que pensar y evitarme problemas ;)
Sagutxo, gracias por el poema, y por el ánimo. Voy bien, sólo que tengo mis momentos, mis días rojos...
Unaexcusa, pues sí, es bastante difícil, casi más que tomar la decisión.
Ana, gracias. Ya digo que voy bien, sólo son momentos...

anthonytowers dijo...

Niña, sobrevivirás.

Arwen dijo...

Eso no lo dudo, Anthony, pero necesito escribirlo a veces...

Anónimo dijo...

Quizá deberíais daros otra oportunidad dentro de un tiempo
Fdo: O

UnaExcusa dijo...

Ni de coña.
Firmado: O también.

Peritoni dijo...

Lee tu propio blog y verás que echas de menos cosas que hacía tiempo que habían desaparecido y que ahora el dolor y la soledad magnifican.
Es normal y aún pasará bastante tiempo de tristeza y "falsa" añoranza, pero muy poco a poco se irá calmando ese nudo y ese dolor.
Ánimo!, y un besete.

Arwen dijo...

No vayáis a empezar una pelea de comentarios, ¿eh? Unaexcusa, sé quién es O.
En cualquier caso, todo se andará y el tiempo dirá lo que tenga que ser.

UnaExcusa dijo...

Que no, que no: que no es guerra de comentarios: aquí cada uno dice su opinión, sobre lo que conoce.
Y él dirá que quizá otra oportunidad y yo digo que ni de coña.
Pero también digo que hagas lo que hagas, yo estaré.
Ejem. Pero haz lo que yo digo :P

Arwen dijo...

¿Pos no se supone que eras de las que ni da ni recibe consejos? ja ja ja ja Mira, lo bueno es que, al final, conseguís que me ría todavía más, que es de lo que se trata, así que...

UnaExcusa dijo...

No, no: soy de las que dicen que a mí no me gusta que me digan lo que tengo que hacer. Pero la gente me lo dice igual, así que yo te lo digo a ti.
Por lo de equilibrar la balanza y eso.

Arwen dijo...

Vale, que es una venganza porque soy pesada y te digo lo que tienes que hacer ¿? ¡Si nunca lo hago! Ja ja ja ja, en fin, que vale, que, total, yo también soy de la que hace caso de lo que me interesa de los consejos (o lo que es lo mismo, acabo haciendo lo que me da la gana) ja ja ja.
Por cierto, hablaré contigo del puente, no sé qué voy a hacer al final, aparte de estudir inglés, of course.

Arwen dijo...

Ahora que tengo más tiempo y calma. No creo O., porque de pensar que hubiera esa posibilidad no habría escrito esto, lo habría llamado.

Suntzu dijo...

Si os tnési que cruzar de nuevo en la vida lo haréis. Pero ahora tienes que pasar por esto. Solo quiero decirte que estoy aquí.
Un beso.

Arwen dijo...

Muchas gracias, Suntzu. Lo sé, sé que estás.

Terrorista del Amor dijo...

:P
besis pasaba a saludar wapita

Arwen dijo...

Siempre que quieras, terrorista, yo procuro leerte con asiduidad, me interesa lo que escribes.