miércoles, diciembre 26, 2007

Podría ser Navidad

Y sueño despierto ante las maravillas del mundo. Nadie parece verlas y mi sonrisa es observada con cautela, temor, dudas, rencor, tal vez, por no comprender el origen. Y mis ojos logran encontrar a otros que miran y descubren que hay belleza, que detrás de todo, sigue la belleza que parecen querer ocultarse en sí mismos para no ser vulnerables a la dulzura del otro, que también se oculta para huir del propio miedo, cuando lo que hacen es adentrarse en él hasta lo más profundo y perder su esencia.

Sin embargo, el perfume del amor lo embarga todo hasta llenar los pulmones, si bien parece que son unos cuantos los que deciden darse por enterados. Afortunadamente, allí están para zarandear al resto del mundo con un salto al infinito que logrará arrancar las sonrisas del más aguerrido actor del desengaño, porque nadie puede resistirse a la mano tendida sinceramente, a la mirada que abraza sin decir palabra, a la frase sincera que solo quiere querer.


Entonces el sol brilla más alto, la luna engaña a las sombras y las estrellas dejan continuos mensajes cifrados que ahora son entendidos por todos, porque por fin todos miran al cielo para descubrir que son pequeños, pero grandes porque en cada uno de ellos está la posiblidad de cambiar lo que no es del agrado de quienes saben que no están en un valle de lágrimas, sino en un camino serpenteante en el que recoger los gajos de felicidad, mientras la reparten a manos llenas, porque lo que no se comparte no se recibe, porque no hay egoísmo que dé alegría.


Podría ser Navidad, pero no lo es, porque dos semanas no bastan para que el mundo dé una vuelta completa, pero con dos segundos es suficiente para arrancar la pereza del espíritu y llevar el alma hasta donde quieras.

17 comentarios:

goldengate(d) dijo...

bueno, supongo que es lo que tiene la navidad, que quince dias cuajados de buenas intenciones(cuando no nos da un arrebato consumista) no llenan el resto del año. es tarea cotidiana el darse energía e ilusionarse.

Baya de Oro dijo...

"pero con dos segundos es suficiente para arrancar la pereza del espíritu y llevar el alma hasta donde quieras"...me ha encantado...lastima que no dure todo el año...

Okzelui dijo...

Hermoso.

"no hay egoísmo que de alegría"

Muy bonito.
Muchos besos.

Peritoni dijo...

Pero chica!!, que hermosura!.
¿Es una cita o es tuyo?, porque si es un libro deberías compartir el título con todos y si es tuyo dedicarnos más perlas de estas para subir la moral.
Besos.

Arwen dijo...

ES justo eso, intentar mantener el espíritu todo el año, al menos es lo que yo hago.
Peri, es mío. Me alegro que te guste.

EsSa dijo...

Primera visita a tu blog... Y me ha encantado lo que has dicho.

Saludos.

Arwen dijo...

Essa, bienvenida. Esta es tu casa.

Moony dijo...

Precioso texto, Arwen. Precioso.
Pero no sólo por la forma, sino por la intensidad de lo que dices.
Sí, ese espíritu debe acompañarnos siempre, no olvidarlo a principios de enero.
Buen, buen, buen, viaje. Casi no llego para decirte que, jo, disfrutes, disfrutes y disfrutes.

Un beso muy grande.

ana dijo...

Pero que bien escribes niña!!! Te lo había dicho alguna vez????? noooooo.

No hay egoismo que dé alegría ... puf! Sigue compartiendo tus palabras y alegrándome linda!

Besosmil. a.

Escoteru dijo...

Es evidente que la Navidad perpetua no existe, pero tal vez merezca la pena estar predispuesto a recibir sin miedo esos dos segundos de los que hablas. Tal vez merezca la pena ser ambicioso para querer llevar tu alma siempre un poco más lejos y lograr, como bien dices, "arrancar la pereza del espíritu".

Mis mejores deseos para tu Año Nuevo

Un beso muy, muy fuerte.

Suntzu dijo...

Si es que eres como un duende de Santa Claus... Qué bonito.

Churru dijo...

Te ha quedado un texto precioso, Arwen. Lo mejor que podía leer justo antes de entrar al nuevo año. Por cierto, feliz 2008. Muchos besos.

BORJA F. CAAMAÑO dijo...

Y el nauseabundo perfume de la Navidad nos abandona al fin...

Hediondo por su falsedad; apesta a un sudor rancio que ningún falso aroma añadido puede camuflar. ¿Debemos creernos mejores personas por mostrar una sonrisa estudiada durante estas fechas? ¿Por fingir que no somos unos absolutos cabrones durante el resto del año?

Arwen: me ha parecido precioso tu texto, pero debo decir que hace años que renegué de estas fechas y... la verdad, desearía poder acostarme el día veinte de diciembre y despertar el día diez. Como si nada hubiera pasado. Como no hubiéramos cedido a la hipocresía del fantasma de la Navidad.

Un saludo desde el Otro Lado, y que no te desanimen los pensamientos (los míos) de un anarca irresponsable.

Llums dijo...

Que el 2008 te traiga todo lo que anhelas. Volveré, me ha encantado.

cruzcampero dijo...

Ahí queda eso, que bonito...
Feliz año guapa! espero que lo estes pasando, como decirlo... enormemente bien!!
Un beso!

James Joyce dijo...

Algunos días brillan por sí solos en cualquier época del año. Es navidad, desplazada. Que tengas muchos días así en el 2008.

Besos

Arwen dijo...

*Moony, el viaje genial, ya iré actualizando.
*Ana, espero que no se queden solo en palabras...
*Escoteru, otro beso enorme para ti. Espero que 2008 sea todo lo bueno que te mereces. Un abrazo.
*Suntzu, me has hecho reír, no me veo muy duende yo jeje.
*Churru, un besazo para ti también.
*Borja, lamento que sientas así la Navidad, y que creas que sólo dura este tiempo de dos semanas. No estamos de acuerdo, pero eso es lo que tiene ser individuos. Espero que algún día te des cuenta de que el espíritu navideño les dura a muchos todo el año, porque muchos queremos que el mundo sea un sitio mejor. Un beso y bienvenido.
*Llums, bienvenida, espero devolverte la visita. Un beso y feliz 2008.
*Cruzcampero, ya leerás lo estupendamente bien que me lo he pasado. Feliz 2008 para ti también y un beso, resalao.
*James, a ver si logramos que brillen todos. Feliz año y un abrazo.