sábado, mayo 24, 2008

Lluvia

Cae la lluvia tras la ventana. Tack, tack, tack.
Se oyen los rayos en la lejanía, acercándose.
Sigue la tormenta con su fuerza para limpiar el ambiente: de polen, de contaminación, de primavera, de tristezas.
Caen las gotas sobre el alféizar. Dejan ríos de agua que se deslizan por la fachada para hacer dibujos imposibles que, impasibles, continuan hasta el suelo en el que formarán los charcos donde los niños juegan.
Llueve la lluvia y las mantas me vienen a la cabeza.
Se explaya la tormenta para recordar tiempos pasados y augurar futuros que nunca llegan hasta que los alcanzas y los agarras con tus propias manos.
Miedos infantiles se deslizan por la mente para intentar acaparar atenciones perdidas en miedos de adultos que nos parecen más serios y están hechos de la misma pasta.
Cae la lluvia y el sueño se despereza hasta despejarme del todo y querer entrar en la cama para no moverse, e impide entrar en la cama para quedarse quieta y no querer levantarse para no saber adónde ir.
Mecen las gotas con su ritmo sólo por ellas marcado, mientras los cielos truenan y centellean y parecen gritar todo lo callado.
Oigo la lluvia y quiero mojarme bajo ella. Y cantar, y bailar y volverme loca porque loca se vuelve la cabeza cuando cae la lluvia y sólo la escuchas a ella.
Cae la lluvia tras mi ventana. Los cielos no lloran, se revelan.

9 comentarios:

Luis dijo...

"Llovió sobre tus besos.
Llovió, y el cielo me regaló,
lluvia y silencio.
Llovió, llovió"

Presuntos Implicados

Random Harvest dijo...

Qué bonito, Arwen.

Peritoni dijo...

Jo, qué otoñal...pero si aquí tenemos calor!

Arwen dijo...

Luis, un beso enorme.
Random XD, gracias.
Peritoni, ayer cayó aquí una tormenta bestial que me dejó los pies (en mis sandalias) empapados... Besos.

Juanma Ríos dijo...

Maravillosamente genial. Compartimos gusto por ese fenómeno meteorológico tan de capa caída en los últimos años y que a mí, entre otras cosas, me resulta sumamente inspirador.

Un besote.

Suntzu dijo...

Me encantan los días de lluvia. Cuando me pillan a cubierto, por supuesto. Tú y yo llevamos ya unos cuantos chaparrones en lo alto en las últimas semanas. Quién lo diría, viviendo donde vivimos.

Arwen dijo...

Pero, más o menos, nos libramos de empaparnos.

Okzelui dijo...

....cae la lluvia y pensamos.
....cae la lluvia y recordamos.
....cae la lluvia y escribimos.
....cae la lluvia y observamos.
....cae la lluvia y callamos.

Arwen dijo...

Añadiría, nos acompañamos, aunque ahora mismo esté sola...