sábado, septiembre 01, 2007

Tacones



Princesa, te subes a tus tacones


para convertirte en reina y,


mirar desde arriba el mundo


en tu nueva perspectiva.


Te quitas la tiara,


para que tu cabeza sostenga


la corona y descubres que la soledad


no es tan mala


si estás realmente sola.


Dejas el rastro de tus pasos


para que te siga ella,


la pequeña princesita


que se cree la única heredera.


Has caminado descalza


para abrir nuevas sendas


y ahora, subida en tus zapatos,


recuentas las cosas hechas.


Pasiones, enredos, sueños,


canciones, armas, poemas,


salidas, gritos, lágrimas,


vida, esperanza, despiertas.


Fantaseas bajo la luna,


vives con el sol a cuestas,


resuellas por las metas


que siempre tuviste cerca.
(Imagen del blog somosrarosyque)

8 comentarios:

teillu dijo...

Yo creo que no hay mejor estado de ánimo que el que se consigue con la soledad, siempre que ésta sea buscada.

Un besito, Arwen, y feliz regreso!

Suntzu dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
UnaExcusa dijo...

Pero si tú no estás sola...

Arwen dijo...

Simplemente me apeteció escribirlo, no porque estuviera sola, es un ejercicio literario, más bien, unaexcusa.
Y Teillu, creo que tienes razón, la soledad buscada es genial, una de las mejores épocas de mi vida fue cuando estuve sola (duro poco, lo reconozco). Y gracias por desearme feliz regreso, en ello estamos...

cruzcampero dijo...

Verás que será feliz regreso, yo me alegro mucho de volver a ve(lee)rte, además con estas cositas que pones quien no se alegra!
A mi estar solo me encanta, creo que me estoy volviendo un poco antisocial, pero esque pienso de bien así...

Landahlauts dijo...

Durante algún tiempo viví solo. Fue genial. El único problema fue cuando volví a vivir con alguien: tuve que "aprender" porque me había acostumbrado a la soledad.


Es guerrera esa princesa...

Arwen dijo...

Mucha gracias, cruzcampero, yo también os había echado de menos, que ya vi que no has parado en estas dos semanas... Yo he pasado una época en la que creí que necesitaba pensar en solitario, sin tener en consideración a nadie más que mis deseos, porque he estado demasiado tiempo sin desear nada sin moverme. Pero creo que me voy dando cuenta de por qué elegí pensar en dos, y tiene también su punto, no creas.
Estoy de acuerdo contigo landa, luego hay que 'reaprender', pero si se sabe llevar con buen humor (que, la verdad, yo no lo he hecho siempre) es divertido, ¿no crees?
Y la princesa del texto puede que sea un poco guerrera, sí, es que ya sabes que hay mucho lobo suelto...

Churru dijo...

Con esos tacones seguro que se agarra firme al suelo, es una ventaja para andar el camino solo!