martes, agosto 09, 2016

Resonancias

Suena el mar en mí
como la luna refleja la mirada.
Retumba la marea en sangre,
mientras amaneceres desbordan la calma.

Olas que van y vienen
                        atrapan mi pensamiento
en momentos donde, por fin, aparezco.
Agua, querría ser, eterna.
Continuo cambio que es inmóvil permanencia.

Bombea la sangre periódicamente
sin dejar de ser de vida, recipiente,
porque ser mujer es eso:
Ser
porque ser yo es tenerlo:
Querer.

2 comentarios:

Cristina Rm dijo...

Bravo!! Ahora si....Precioso

Isabel Sira dijo...

Cristina, nunca te vayas de mi lado. Gracias