miércoles, diciembre 17, 2008

Poema XV

Me gustas cuando callas porque estás como ausente,
y me oyes desde lejos, y mi voz no te toca.
Parece que los ojos se te hubieran volado
y parece que un beso te cerrara la boca.

Como todas las cosas están llenas de mi alma
emerges de las cosas, llena del alma mía.
Mariposa de sueño, te pareces a mi alma,
y te pareces a la palabra melancolía.

Me gustas cuando callas y estás como distante.
Y estás como quejándote, mariposa en arrullo.
Y me oyes desde lejos, y mi voz no te alcanza:
Déjame que me calle con el silencio tuyo.

Déjame que te hable también con tu silencio
claro como una lámpara, simple como un anillo.
Eres como la noche, callada y constelada.
Tu silencio es de estrella, tan lejano y sencillo.

Me gustas cuando callas porque estás como ausente.
Distante y dolorosa como si hubieras muerto.
Una palabra entonces, una sonrisa bastan.
Y estoy alegre, alegre de que no sea cierto.

Pablo Neruda


Quizás es mi medio silencio (ahora ya puedo hablar, aunque no demasiado) lo que me ha traído a la cabeza este poema. Me encanta. Podría decir muchas cosas, pero en realidad ninguna me parece lo suficiente. Mejor, quedáos con las palabras del poeta.



16 comentarios:

Peritoni dijo...

Qué grande Neruda, y qué precioso el último verso, jejejeje.

¿Ya hablas?, pero con cuidadín...

Arwen dijo...

Peri, silencio absoluto no me mandaron, aunque tenía que estar bastante callada, pero sí, llevo unos días en que mi voz es más o menos mi voz (aunque intento seguir sin usarla demasiado). De todas formas, vuelvo a tener infección de garganta, por lo que sigo de baja y más aburrida que una ostra, por dios. Ya contaré qué tal mis sesiones de logopedia. Y gracias por preguntar! Y sí, Neruda es... increíble.

Ulyanov dijo...

Un proverbio árabe dice: "la palabra es plata, pero el silencio es oro". El silencio como medio de concentrar los pensamientos, quizá. Pero tienes razón, qué coñazo es tener que estar así, de baja... Arweniya, cuídate esa infección de garganta, vale? En mi casa el remedio tradicional es whisky, miel y limón... Y funciona!
Un besazo!

M. Jesús dijo...

A veces el silencio es tan necesario que se convierte en el anhelo que mucha gente buscamos, te permite agudizar otros sentidos y realmente puedes valorar cada uno de los gestos de las personas que nos rodean y valorarlos mejor. A veces las palabras solo son sonidos insignificantes.
Bonito sentimiento, un beso.

Arwen dijo...

Ulyanov, el problema que le veo a tu remedio casero es que soy abstemia... Pero ¡gracias! De todas formas, ya hablo bastante (es lo malo de recuperar la voz, que me cuesta estar callada), pero a ratitos, claro.
M. Jesús, el silencio puede permitirte ver otras cosas, en mi caso, que hablo demasiado... Y valoro mucho que mis amigos no me dejan hablar, porque saben que estoy malita. Son unos cielos todos, la verdad, aunque me metan caña.

Cruzcampero dijo...

Precioso, me gusta mucho... Además lo recuerdo siempre que el muñequito del messenger se pone modo ausente, en serio.
Un beso!

Luc, Tupp and Cool dijo...

Ese poema es uno de mis preferidos, Arwen. Para mí tiene resonancias afectivas muy intensas.



Pensaba decir algo sobre él en mi blog, y tenía bajado este texto sonoro. Pero, mira, ya que a ti también te gusta tanto, mejor lo dejo en tu página. :)

Poema XV, por Alejandro Sanz

Arwen dijo...

Jajajaja, Cruzcampero, eso es curioso y bonito a la vez, porque es un poema tan...
Luc, niña, no, tienes que poner tu entrada también. Me encantan que compartas el blog aquí, pero seguro que ibas a añadir algo más, a enriquecer el poema... Para mí no tiene resonancias afectivas, así que, por dios no te cortes porque yo lo haya puesto. Y ¡gracias por la aportación!

Laura dijo...

pero otra vez has tenido la garganta mala, si es que no te callas, ¿a quién me recordarás?? Cuidate mucho que el frío de este otoño no mejora las cosas de la afonía. En cuanto al poema es uno de los que más me gustan, gracias por recordármelo.

Arwen dijo...

Laura, otra vez, no. Llevo dos meses arrastrando la afonía, las infecciones, el silencio, el logopeda y la medicación... ¡estoy harta! De hecho, de baja estoy ahora. Por eso no llamo... Cuídate tú también mucho, ¿vale?

Efter dijo...

Me alegro de que estés mejorando. Bonita manera de contarlo :D

Arwen dijo...

Efter, a pequeños pasos. Y es que la imagen de 'porque estás como ausente' me encanta, lo pareces, pero estás ahí, ¿no? Precioso, precioso, como todo el poema.

Juanma World dijo...

Este poema es también de mis favoritos. No te puedes ni imaginar el agolpamiento de sentimientos y de antiguas historias que me ha llegado a la cabeza... Ahora me resulta precioso pero a la vez doloroso de algún modo. Una delicia para los sentidos oído en boca de Alejandro Sanz.

Arwen dijo...

Juanma, agradece a Luc el regalo de la voz del Sanz... Y, bueno, no te dejes arrastrar por lo triste. Besos.

anthonytowers dijo...

Deberías escuchar la versión de Adriana Varela del disco Neruda en el corazón.

Arwen dijo...

La voy a buscar, anthony.