domingo, noviembre 25, 2007

Resignación

No puedo entender a los que se resignan. No hablo de los que se resignan frente a enfermedades horribles (a esos todavía se les puede entender en determinado momento). A quienes no entiendo son a los que se resignan en su vida, los que por 'no molestar' se callan, se agazapan, se esperan. Y más rabia me dan los que se resignan, pero luego pretenden luchar, a destiempo, cuando te pillan ya de espaldas y lo único que hacen es tirar de la punta de tu ropa para no dejarte ir, pero tampoco te puedes quedar porque ya está todo dicho.

¿Ahora me vienes con esas? ¿Ahora que está todo expresado una y mil veces, explicado, reexplicado, quizás no entendido, pero sí asumido? No lo voy a permitir, esta vez no. Se acabaron las oportunidades y las manos tendidas, se acabó pensar en ti, porque me toca pensar en mí más que nunca, se acabó la resignación porque nunca me he resignado. Y si lo hiciste cuando no debías, ponte las pilas y asume ahora que es lo que toca, o no te resignes, pero déjame respirar y abrir los ojos, y dejar de llorar, y partir, y sonreír, y gritar, y volar, y correr, y caerme si es lo que toca, porque me da igual destrozarme las rodillas si es exclusivamente por mi culpa. Y te pareceré dura, y seré dura. Pero es que yo no me resigné.

No comprendo la resignación, porque es tirar la toalla, porque es no pelear, morder, batallar, patear por lo que quieres, por lo que anhelas por lo que es parte fundamental en tu vida. Si alguien se resigna me hace pensar que lo perdido no le parecía tan importante. Y si soy yo, el dolor puede llegar a ser insoportable, aunque se pasa, claro, como todo, porque lo valgo.

No me resigno porque no me sale. Me convierto en pesada, cargante, molesta... Pero no me resigno y ahí sigo, siempre, hasta el final, incluso más allá, cuando mis manos se quedaron sin uñas de tanto arañar el suelo para encontrar las gotas de agua que hagan crecer los brotes.

Pero te resignaste, y ahora los esfuerzos no valen. Se pasó la oportunidad, es posible que nunca la hubiera habido porque hay ciertas cosas que no tienen marcha atrás, volver e intentar retomarlo llevaría a un fracaso mayor.

Sólo queda la esperanza, puede que algún día empezemos algo nuevo.
Foto extraída de http://www.igooh.com.ar

24 comentarios:

Peritoni dijo...

Fui una vez inflexible también y estuve durante mucho tiempo pensando en si debía arrepentirme y dar nuevas oportunidades, porque de lo contrarío algún día me arrepentiría. Pero no, no las di, seguí hacia adelante desoyendo la llamada y alguna vocecilla interior que me quería hacer caer de nuevo.
Pasó el tiempo y no me arrepiento de nada. Es más, desde esta perspectiva actual veo que aquello no hubiera salido bien. Que lo bueno es lo de ahora, lo que tengo ahora.
Ánimo!.

Ana dijo...

Más que a dureza suena a fortaleza, a fuerza y a lucha.
La dulzura en las palabras exige tiempo.
Besos.

Arwen dijo...

Peritoni, es que opino como tú, que cuesta, pero que hay cosas que se tienen que hacer y punto. Gracias por el ánimo.
Es que la dulzura ya la tuve Ana, supongo que volverá.

UnaExcusa dijo...

¿Sabes qué estuve hablando ayer con Pupe? Que, a pesar de todo, de todo el amor de ahora, la primera vez que se rompe (el amor) es la más dolorosa. Que nunca será tan doloroso, aunque lo sea mucho y aunque el dolor de ahora parezca innombrable.

No sabes lo que me gusta oírte hablar así...

Arwen dijo...

Puede que tenga razón. Pero es que la primera vez que se me rompió el amor fue de muy mala manera, y me dolió a morir, y lloré días y días. Ahora también he llorado, pero hay cosas que cambian... A mí también me alegra hablar así.

Anónimo dijo...

http://www.youtube.com/watch?v=fwc5YSAc-7g

No se si podrás verlo. En todo caso el tema es de Dixie chicks "Not ready to make nice".

amniotic.-

Arwen dijo...

amniotic, me recordaste una gran canción. Gracias.

Luis dijo...

Ay...qué vidas más paralelas tenemos tu y yo.... preocupante!
Ánimo!
;)

Arwen dijo...

Luis ya te dije que tu entrada de tus salidas a correr me asustó, y que me temo que, en tu caso, la peor parte fue la tuya... Ambos lo superaremos, seguro, y espero que no demasiado tocados.

Adúlter dijo...

Por cosas como estas me cabreo yo a veces con una amiga común a la que veo demasiado propensa a tirar la toalla antes de subier al ring.
Y ya que no está la correctora ortográfica en modo on, empecemos es con C. ;)

goldengate(d) dijo...

me siento identificado contigo en muchos puntos aunque yo este año también he aprenido el valor de aceptar, que no es lo mismo que resignarse, porque quien se resigna en el fondo no acepta, sino que se lo cuenta a si mismo y a los demás para que sea menos amargo. y a veces, poner energías en salir de "eso" en lugar de quejarse porque no cambia es positivo. aun así, luchar por lo que uno quiere y siente, también lo es.

Churru dijo...

Escucha a Peritoni que da consejos muy sabios, yo lo sé bien!!

El Sagutxo solitario dijo...

Pues yos oy de las que se resignan. Porque sí, están en mi naturaleza y no puedo evitarlo. También diré que me pasan dos cosas:

a. Si algo es suficientemente importante consigo vencer la resignación.
b. Una vez resignada no me lamento porque "a lo hecho, pecho" y hay que saber vivir con el carácter de cada cual y saber por qué se hacen las cosas. Luego ya se pensará por qué se han hecho bien o mal y cómo solucionarlas o lidiar con ellas.

Arwen dijo...

Adulter, ¿dónde tengo la falta de ortografía? Sorry. Y sí, cabrea un poco esto.
Goldengate(d)bien marcas la diferencia entre aceptar y resignarse. De todas formas soy de las de luchar siempre.
Churru, ya me contarás, ya, como sabes lo de peritoni...
Sagutxo, tus propias palabras demuestran que no te resignas. Es que son las cosas que realmente merecen la pena por las que hay que luchar. Las otras van y vienen.

UnaExcusa dijo...

Adúlter y Arwen: no habléis tanto de mí, que estoy delante, coño.
xD

Arwen dijo...

unaexcusa ¿pero dónde esta la falta de ortografía? ja ja ja Y habló de ti adulter, que es más descarado...

anthonytowers dijo...

Si algo que no soporto es la resignación, la pasividad frente a los avatares de la vida. Por cierto, creo que voy a dejar de resignarme con algunas cosas. Ya te contaré.

Arwen dijo...

Me parece genial que no te resignes, ya me contarás, sí, en los chorros...

Encar dijo...

Resignación, dignidad y un montón de cosas más. Vaya palabrejas eh? En fin, una más para pararse a ver qué hacemos con todo. Y ya sabía yo pero de sobra que no te resignas. Suena hasta mal: "resignación" y, de apellido, Alba. Resignación Alba o Resignación Hoy, Mañana, Siempre o, mejor, Nunca.

Arwen dijo...

No me resigno Encar, pero ya me he cansado y esto se acabó. En fin, a otra cosa mariposa, que dirían por ahí...

anthonytowers dijo...

Al final no te pude contar nada en los chorros, lo hicimos en otras partes, pero en los chorros no. Mis planes, de todos modos, son muchos más simples que lo de esta tarde.

Suntzu dijo...

Desde luego, tú ya has emprendido un camino nuevo. Síguelo.
Un beso.

GLAUKA dijo...

Me ha gustado mucho este texto, sí señor, más aún lo que expresa y la fuerza ante la resignación.
Resistir resistir resistir es mi lema, aunque la vida se ha empeñado en demostrarme que es una estupidez luchar contra ella sigo haciéndolo porque no me da la realisima gana de abanadonar.
Quizás el origen de la necesidad de seguir luchando, de no resignarse está en que en cuanto te resignas te vienes abajo, en mi caso es así, me derrumbo asique no peudo resignarme, tengo que seguir buscando opocion B o C o D o H ... hasta la Z hay muuuuchas salidas.

Me gusta.

Arwen dijo...

Glauka,bienvenida. Pues sí, se trata de luchar y que la vida no te arredre. Lo que dices, salidas hay todas las que queramos buscar.