domingo, enero 13, 2008

¿Sevilla no me quiere?


Por fin vuelvo de una gripe espantosa. 39 y medio de fiebre durante tres días, la cabeza a punto de explotar, los huesos doliéndome (oye y ni crecí ni nada), los mocos asfixiándome, la tos ahogándome también... Y mis cuatro últimos días de vacaciones a la mierda (o a la cama), en una convalecencia que, ¿qué es lo único que me ha permitido hacer? Pensar, con lo malo que sabéis que es para mí.


Pero esta vez no voy a volver a la misma historia, no. Os voy a plantear mis conclusiones más lúcidas, logradas a pesar de la fiebre. Y es que, veréis, he hecho un pequeño balance médico. A ver, estuve en Oviedo dos años, durante los cuales me quedé dos veces afónica, cogí una gripe (importada de Sevilla) y tuve mis habituales jaquecas de mudanza (cada vez que me mudo de ciudad el primer mes es horroroso porque, como suelen estar a diferentes alturas las ciudades a las que me traslado, las migrañas se me acentúan hasta que me adapto a las nuevas presiones atmosféricas. Suena raro, pero me pasa).

En Sevilla llevo diez meses. He sufrido dos gastroenteritis víricas, dos gripes (en las tres últimas semanas), una caída que me provocó tendinitis 'pata de ganso', las habituales migrañas de mudanza, varias épocas de afonía y he perdido unos cuatro kilos (que os parecerá poco, pero es que vuelvo a estar por debajo de los 50 y eso no es bueno).

Visto todo, las cuentas no me salen... Vamos, que creo que Sevilla intenta decirme algo y me temo que es que no me quiere... Si ya sabía que la reconociliación con mi ciudad no iba a ser tan fácil, que diez años de querer vivir en otro sitio a toda costa iban a tocar su pobre corazón que, ahora, parece clamar venganza de la más cruel: atacando mi salud.

Porque no me negaréis que tal racha de enfermedades, accidentes y demás (que no pongo las caídas sin daños exagerados, porque total...) no parece casualidad, hay una mano negra detrás...

Pues que sepáis que no me voy a dar por vencida. Que a Dios pongo por testigo que recuperaré toda mi salud, disfrutaré como una enana de mi tierra y recuperaré el peso perdido... Aunque sea lo último que haga.

28 comentarios:

UnaExcusa dijo...

Ay que me parto.
Mar de ojo o un veor que te ha echao un tiento, quilla, eh lo que tieneh.
Mano negra, sólo la de Manu Chao.

Si estuvieras en otra ciudad y te hubiera dado por montar en bici (como están las calles) y por hacer capoeira y por vivir, también hubieras estado enferma.

Sevilla no tiene nada que ver: esa ciudad es maravillosa.

Vamos, habráse visto...

EsSa dijo...

Seguro que lo logras.
Ánimo!

Nils dijo...

Sevilla es que es una ciudad rancia y cuando llega alguien alegre y pizpireta como tú, pues intenta amoldarla a sus tópicos y, como no lo consigue, le ataca. Yo en Sevilla también sufrí la peor enfermedad dermatológica que haya tenido nunca, así que ya ves, Sevilla sienta mal a todos jejeje

Churru dijo...

Jooo pues yo no he tenido ninguna enfermedad en Sevilla. Al revés, siempre me ha tratado bien tu ciudad; me acuerdo de una tapita de bacalao con salmorejo en El Arrastre y mmmmmmmm.Arf Arf.

Arwen dijo...

Unaexcusa, no te me enfades que ya puse que, por fin, me reconcilio con mi ciudad. Y, salvo la caída, todo lo demás no tiene nada que ver con el deporte ni nada, por eso lo del mal de ojo jajajaja.
Essa, sí, sí, si era por relativizar jajaja.
Muchas gracias Nils, lo peor es ¡que nací aquí! Pero es verdad que tiene muchas cosas de rancia... si por algo me fui...
Churru, me tiés que llevar a El Arrastre...

freeda dijo...

Vaya, vaya.. por lo que veo Sevilla no se anda con juegos!!
De momento Sevilla 1 - Arwen 0... pero vamos, estoy convencida en tu remontada!!
Ánimo!!

Kupe Karras dijo...

Yo nunca he estado en Sevilla, creo que no me he aventurado más allá de Madrid en la península. No te creas, que cuanto más al norte vivía, mejor cutis y salud tenía y ahora el acné me acosa sin sentido. La vuelta al hogar es dura, sobre todo porque no te la esperabas. Yo casi vuelvo pero me he echado atrás, siempre hay tiempo. Yo también me quedé enamorada de Irlanda después de los años que me pasé de aquí para allá pero eso es otro cantar. Siento lo de tu salud y lo de tu relación, me identifico con tus vivencias, parece que nunca nada sale como lo planeas. Date más tiempo para acostumbrarte, que yo llevo diez años fuera y ahora no soy ni de aquí ni de allá.

Un beso enorme
:)

Peritoni dijo...

Pues el norte será mu bonito y sano pero de chaval estuve interno en La Coruña y me pasé todo el primer trimestre internado en la enfermería sin saber qué me pasaba. Fue llegar a Valencia de vacaciones y curarme de todo.
Ya no volví jamás.

Lo mismo lo tuyo es igual pero al revés...

Ana dijo...

Hola nena!

¿No será que eres tú la que no quieres a Sevilla?

Recuerda (lo lei en el blog de marietta...)

"Cada movimiento, cada traslado, cada gesto de cualquier parte del cuerpo, refleja un aspecto de nuestra vida interior."
Rudolf von Laban

Por cierto, vente a Asturias unos días y verás como recuperas kilos jajajajajajajajajaja.
Besosmil.

M. Jesús dijo...

Bien venida al club!!
Aunque yo estuve (en mi afan por tener protagonismo y destacar sobretodo ...) 4 estupendos días con esa misma sensación de choofff!!! pero sumandole a esto el correspondiente "giñe" de: "uhi, uhi que no se le vaya a pegar a Lucía" como si pudera hacer algo al respecto??.
En fin que le vamos a hacer si en verdad somos vulnerables a casi todo!!.
Un beso

M. Jesús dijo...

ahhhh!!!!
No se si esta ciudad te querrá o no, pero se que unos cuantos que estamos por aquí si, con lo que ...

Ulyanov dijo...

Yo creo que es porque con el cambio climático Sevilla se está volviendo cuasitropical, y claro, nuestros organismos están poco adaptados. Considérate como una exploradora con salacot, y que estos son los gajes del oficio de la aventura.
Y piensa que podría ser peor: imagínate si estuvieras en Sevilla, y además, tuvieses un bebé y lo llevases a la guardería o al cole. Pillarías todos los "viruses".
Y en último término, piensa que gripe o gastroenteritis pasada es una inmunización más a las espaldas :)
Y para recuperar los kilos... qué tal unas tapitas de chorizo frito o de panceta??
Ah, y si te preguntas donde están los cuatro kilos que te faltan, tranquila, están aquí, conmigo, a buen recaudo, en mis dos michelines nuevos :)
Un gran beso, Arwen, guapísima

Llums dijo...

Ánimo, que enseguida estás adaptada otra vez. ¿Cómo no te va a querer Sevilla?
Hija, yo no sé qué es peor, si comer sin ganas para coger peso, o no comer muriéndote de ganas por perdelo...

Luis dijo...

Pero....si.... Sevilla tiene un color especiaaaalllllll. Sevilla sigue teniendo su duenndeeeeeeeee ( y sus bacterias, virus, protozoos, miasmas, hongos, priones y parásitos..claro).
Tranquila, te adaptarás...

Luc, Tupp and Cool dijo...

Pues a mí, Sevilla, me encanta. En mi ranking de ciudades más bellas de nuestra demi-península, durante mucho tiempo, hubo medalla de bronce compartida para Sevilla y San Sebastián. Las dos me enamoraron.

¡Cuidate!

Arwen dijo...

Freeda, remonto, seguro.
Kupe el sentimiento de desarraigo nos une, me temo... Lo del cutis, no sé, ahora lo tengo fatal, pero en parte es por la gripe y tal. Y perder peso, que siempre me estropea bastante... Pero, bueno, que no está tan mal sevilla, aunque ya veré dónde acabo. ESto, y entonces si no vuelves ¿te quedas allí en la Gran bretaña?
Peritoni, espero que no, que en Asturias poco me queda (mis cosas y algún amigo...).
Ana, que no, que ya quiero a Sevilla y todo jeje. Pero me iré a Asturias unos días, sí, a ver si recupero peso, al menos jajajaja.
M.jesús, sé que se me quiere por aquí, gracias. Ya me contó Suntzu, menos mal que creo que no lo contagiaste, ¿no? Y qué malito que se está jajajaja.
Ulyanov, no sé si es el cambio climático, pero vamos, que espero inmunizarme como dices. El consejo para engordar, más quisiera que fuera tan fácil, hijo...Y sobre no tener hijos, mira por esa locura aún no me dio, pero vamos, que tengo sobrinas que me den virus...
Llums, sé que lo normal es querer perderlo, creo que son igual de malas las dos cosas... Y Sevilla seguro que me quiere, así, a su manera.
Luis, jajajaja,lo que me has hecho reír jajajaja
Luc, es preciosa ciudad, y estoy de acuerdo con tu segunda elección.

cruzcampero dijo...

Pero muchacha como no te va a querer sevilla? Que cosas dices... Eso son rachillas, nada mas, en cuanto se supere verás que bien.
Yo tengo los dedos cruzados por el tema gripe que me dicen que viene dando fuerte, así que bien abrigaico y bien cevitaminado (por cierto, los kiwis tinen mas vitamina c que las naranjas...).
Un saludo bonica y celebro tu mejoría!

M. Jesús dijo...

te dejé una preguntilla en la entrada de Berlin!! y el tiempo sigue corriendo

Arwen dijo...

Cruzqui, eso espero, que sea una racha. Y toma vitamina, sí, que yo ya llego tarde...
M-Jesús, lo miro ahora mismo, pero no me avisó elchisme este, ¿lleva mucho ahí?

Moony dijo...

Así se habla, si señorita.
Y yo que lo vea.
No hay ciudad capaz de terminar con una mujer como tú.
Venga, bien derecha, los hombros rectos y... a comerte la ciudad, las gripes y las afonías.
Y, sobre todo, a recuperar esos kilitos.

Un beso grande.

El Sagutxo solitario dijo...

Jajajaja... a la próxima persona que me diga que soy una pupas le mandaré a leer esta entrada.

Arwen dijo...

Sagutxo, lo peor es que son datos objetivos, no son quejas vanas...

Juanma Ríos dijo...

Hola !!

Soy nuevo por aquí, te he conocido por los blogs de Doodle y de Suntzu. ¡No sabía que tenías un sitio tan chulo!

Si no te importa, voy a poner un enlace al tuyo desde el mío.

¡¡ Ánimo con tu Sevilla !! Es una tierra preciosa, en especial el Parque María Luísa y la Plaza de España (y lo dice un malagueño :P).

Un besote!

Arwen dijo...

Hola, Juanma, bienvenido. Te devolveré la visita y pasa, comenta y lo que gustes cuando quieras, aquí los amigos de Doodle y Suntzu son bien recibidos.
El sitio es muy chulo en parte gracias al Doodle, por el diseño y tal... Pero gracias.
Y,sabiendo que eres malagueño, sí que valoro mucho tus ánimos, sí.

José Manuel Díez dijo...

Está claro que Sevilla es única, pa lo bueno y pa lo malo... y las personas (cosas del género humano) siempre queremos lo que no tenemos.

Yo vivo en Badajoz hace nueve años y puedo decir que soy feliz aquí, pero hay sitios como Barcelona, Santiago de Compostela, Lisboa, Salamanca... o la propia ciudad de Sevilla donde el cuerpo me pide viajar a cada cierto tiempo...

Precisamente este jueves, día 24, iré a Sevilla a ver en directo a Jorge Pardo y su cuarteto. Es a las 9 de la noche, en el Centro Cultural El Monte. Un concierto altamente recomendable (por si alguien se quiere apuntar).

Saludos

JM

Arwen dijo...

Lo más gracioso de todo es que, en este momento,no me importa vivir en Sevilla... Pero los virus no me dejan en paz.
Tomo nota del concierto, aunque no sé si me apuntaré al final. En cualquier caso, que disfrutes de tu visita a estas tierras.

errante dijo...

si no lo consigues, múdate a Cádiz, que se vive mucho mejor y se llega a sevilla en un ratillo, como supongo que sabes

Arwen dijo...

Errante, dudo entre Cádiz y Málaga, porque busco el mar...