viernes, octubre 16, 2009

Decepción

Duele. Duele cuando una persona que considerabas tu amigo se comporta de tal forma que no sabes qué pensar. Duele cuando toda la confianza que existía parece rota en millones de pedazos por una sola frase mal dicha en un mal momento. Duele cuando las disculpas parecen no dar frutos y las peticiones de ayuda parecen no ser escuchadas.

Inevitablemente duele cuando no pides lo que das, pero sí esperas esa mano tendida y te encuentras la espalda de quien mira de reojo para ver si vuelves a reaccionar o, finalmente, te alejas.

Duele cuando verse menos se convierte en no saber nada, no entender nada, no poder hablar nada porque una amistad son dos y si uno esconde la cabeza, el otro no puede obligarle a sacarla.

Duele que la diferencia cultural surja repentinamente y sin aviso, agazapada tras unas frases intercaladas en dos idiomas que no comprendes por mucho que entiendas cada palabra.

Duele que tengas que aguantarte las ganas de plantarte en su casa y zarandearle para que reaccione porque sabes que ahora tú también necesitas tu espacio, porque ahora tienes que ser tú lo importante o volverás al pozo del que esperabas salir con su ayuda, y han tenido que ser otros los que te tiraran la escala.

Pero sobre todo duele el empezar a sentir que todo se ha roto y que aunque en un futuro vuelva, tú ya no serás la misma, porque hay decepciones que se quedan pegadas al alma.

A pesar de todo, yo seguiré buscando el arcoiris de la esperanza.

Actualización: Volvimos a hablar y parece que hubo algún punto más de encuentro. Sigo echándolo muchísimo de menos, me falta en muchos momentos, pero todos necesitamos a veces nuestros espacios para reencontrarnos con nosotros y así poder reencontrarnos con los demás. De manera que, aclarados algunos puntos dolorosos, creo que empiezo a acercarme al arcoiris y que, más tarde o más temprano, volveremos a compartir esa luz... Gracias a todos por vuestra comprensión.

14 comentarios:

Nils dijo...

Y mientras llega ése arcoiris, un fuerte abrazo! se te echa de menos.

Arwen dijo...

Gracias Nils, estoy pensando en volver poquito a poquito, porque no tengo mucho tiempo. Pero también os echo de menos, a vosotros y a las palabras.

Los viajes que no hice dijo...

Te acabo de mandar un mensaje: no tengo saldo y estoy bajo mínimos, pero comunícate: un sms, un email, un algo...

Y un abrazo grande grande.

Suntzu dijo...

Sigo en casa de mis padres. Mañana te llamo. Os conozco a los dos, sé que os queréis muchísimo y no creo que esté todo perdido, aunque no vuelva a ser lo mismo.
Creo (y espero) que solo es una mala racha.
Un abrazo muy fuerte.

Arwen dijo...

Viajera, ya te conté.
Suntzu, espero que no pase nada malo, ¿todo bien? Bueno, yo no sé qué va a pasar... No lo entiendo y cada día menos... A ver si me cuentas mañana.

FLaC dijo...

Un ábrazo, Arwen!

Arwen dijo...

Gracias FLac. Parece que vamos aclarando la situación y la esperanza se hace un hueco más grande.

K. dijo...

yo ya estuve aquí...creo, o quizá estuvimos nosotros. yo conozco a arwen

Ana A. dijo...

Si merece la pena ... que deduzco que sí por tus palabras ... se arreglará.
El tiempo borra pupas y todo se recupera aunque naya que colocar las cosas en distinto sitio.
Besoslinda.

Arwen dijo...

K., entonces ya sabes que este es un lugar libre.
Ana, hablamos otra vez y parece que vamos un poco buscando el intermedio. Y sí, creo que merece la pena, por eso me dolió.

peritoni dijo...

Jo, espero qe Suntzu tenga razón y aún quede una oportunidad...
ánimo y un beso.

Arwen dijo...

Peri, hemos vuelto a hablar y espero que algún día lleguemos al punto intermedio. El problema de los amigos a los que quieres es que te pueden hacer mucho daño sin querer, y aclarar la situación a veces no es tan fácil. Pero estamos en ello... A pesar de la educación británica, que, qué quieres que te diga, prefiero ser visceral como soy yo al silencio ese 'educado'...

M. Jesús dijo...

Por desgracia se + o - lo que se siente, pero ... por desgracia tambien la vida es así y por mucho que nos fastidie, nos desfraude o nos sintamos mal en demasiadas ocasiones ... no podemos hacer más. Siento que tu tambien lo experimentaras y suerte.

Pd.- Demasiado tiempo sin saber de tí, pero es preferible no tener noticias tuyas, si estas son así.
Un beso

Arwen dijo...

M. Jesús, actualicé. Gracias por el apoyo. No todo es tan triste en mi vida. Pero, ya sabes, me es más fácil escribir cuando la pena me hace necesitar soltarla fuera.
Besos