domingo, septiembre 07, 2008

Hope there's someone



Siento la mano resbalar de la mía y la distancia se hace palpable. Miro hacia un lado y el vacio es lo que encuentran mis ojos. Sin dejar sentir penar a mi corazón recuerdo y miro al futuro. Vivo el presente y sé quien soy y casi estoy segura de hacia donde me dirigo. Y siento.


Siento que habrá alguien. Siento que me gustaría que hubiera alguien.

Compartir paseos para que la sonrisa que la luna provoca sea vista, compartir viajes para que las palabras que nacen en lugares desconocidos retumben en otros oídos que comprendan, descubrir nuevos sabores que otra boca haya probado, recorrer una piel nueva porque en cuanto mis manos se posen en ella se borre el recuerdo de las anteriores manos.

Espero que haya alguien, que me cuide el día que muera. A pesar de saber que ese día estaré sola y caminaré sola.

Espero que haya alguien que libere mi corazón, que me sujete cuando esté cansada; aunque sepa que no hay mejor apoyo que el mío.

No quiero ser el único abandonado aquí.

Espero que haya alguien que me cuide, el día que muera.

Canción 'Hope there's someone' de Antony and the Johnsons, inspiradora de este texto.

16 comentarios:

Arwen dijo...

Que conste que no estoy nada triste, ni melancólica ni nada. Es sólo que esta canción me trajo estas palabras a la punta de los dedos. Besos a todos.

Peritoni dijo...

Ah bueno, menos mal!, creía que estabas de bajón.
Las palabras son muy bonitas, pero demasiado tristes.
¡Ánimo y alegría!

Y besus.

anthonytowers dijo...

No sé si tendrá mucho que ver, o habrá muchísima poesía al respecto, pero a mí me ha recordado tu entrada al siguiente poema de Federico García Lorca (salvo que la luna era, para él, un símbolo funesto).

Casida de la mano imposible.

Yo no quiero más que una mano,
una mano herida, si es posible.
Yo no quiero más que una mano,
aunque pase mil noches sin lecho.

Sería un pálido lirio de cal,
sería una paloma amarrada a mi corazón,
sería el guardián que en la noche de mi tránsito
prohibiera en absoluto la entrada a la luna.

Yo no quiero más que esa mano
para los diarios aceites
y la sábana blanca de mi agonía.
Yo no quiero más que esa mano
para tener un ala de mi muerte.

Lo demás todo pasa.
Rubor sin nombre ya, astro perpetuo.
Lo demás es lo otro; viento triste,
mientras las hojas huyen en bandadas.

Los viajes que no hice dijo...

Siempre habrá una mano. ¿Acaso lo dudas?

Eso me lo escribió, hace muchos años, una de mis mejores amigas.

Yo creo que para ti sí será. Porque quien busca, encuentra.

Caulfield dijo...

La canción es hermosa pero de esas que es mejor escuchar en pequeños sorbos. No sea que te de el bajón. Supongo que todos tenemos miedo de estar solos o quedar solos en un momento delicado como es la enfermedad o la muerte. Lo hs definido maravillosamente.

Arwen dijo...

Peritoni, animada estoy: me quedan cuatro días y medio para las vacaciones, siete para el concierto de Madonna y ocho para irme de viaje. ¡Estoy que lo flipo! Sólo fue la canción...
Anthony, insisto en que tengo que coger tu volumen de Lorca de una vez...
Los viajes, no es que busque ahora, la verdad, porque en realidad no es algo que me preocupe seriamente. Y sé que tengo tu mano y la de muchos otros. Sólo fue que la canción me llevó a esos rincones.
Caulfield, me encanta leerte por aquí, aún no me recuperé de tu desaparición parcial... Existe ese miedo, a quedarse solo incluso en las alegrías, pero en el fondo, creo que casi todos tenemos la suerte de tener a alguien, de un modo u otro. Eso sí, la canción y casi el disco completo, para disfrutarlo de poco a poco, como dices.

Cruzcampero dijo...

Se agradece el aviso, aunque yo ya lo sabía, jijiji... Bueno, cada canción inspira alguna cosa, es la magia de la música, que no son sólo notas y letras sino inspiraciones...
Un besico!

Suntzu dijo...

Seguro que sí habrá alguien. Tú tienes un don para atraer a la gente. Y para conservarla, que lleva mucho más trabajo.
Como dicen por ahí arriba, siempre habrá una mano.

Arwen dijo...

Cruzcampero, es verdad, ya lo sabías, pero por si acaso... La música es lo que tiene, a mí siempre me transporta...

Arwen dijo...

Suntzu, nos cruzamos. Gracias. La cosa está en que atraigo a gente un poco especial a veces; y que los que me importan mucho mucho mucho, los conservo pero acabo perdiéndolos o dejándolos ir... Supongo que sí, que encontraré a alguien, porque ya tengo a muchos, como tú, sin ir más lejos.
Besos

Okzelui dijo...

Pasalo bien en tus vacaciones¡¡¡¡¡


Hay una escena de "La Vida Secreta de las Palabras", de Isabel Coixet, con esa canción. Una escena muy bonita.

:)

Arwen dijo...

¡Por eso me sonaba la canción! Esa película me encantó, como Mi vida sin mí... Gracias por recordármelas.

Juanma World dijo...

Dicen que la mejor forma de encontrar a alguien es sin buscar y que mientras uno sea feliz consigo mismo, todo acaba llegando.

Expresas genial todo eso en tu escrito.

Un besazo.

Arwen dijo...

Gracias Juanma. Es que hay canciones que lo dicen todo y luego sólo hay que apresar las palabras. Aunque el tema es un poquillo más triste que mi texto, creo...

nanuk dijo...

Adoro a "Anthony and the johnsons"!!!

Pero nacemos y morimos solos...

Arwen dijo...

Nanuk, para mí han sido un descubrimiento reciente. Y estoy contigo, nacemos y morimos solos. Pero gusta la compañía intermedia.