domingo, abril 06, 2008

Ambigüedades

Shepperdsen me hizo reflexionar con esta entrada, así que me puse a caminar por Sevilla atenta a todos los azulejos que pudiera encontrar. Y se descubren cosas interesantes, porque en el ejemplo abajo ofrecido no pone Estío, como en el caso lisboeta. No, por el contrario pone el nombre de una mujer, pero, vamos, o la señora no tenía un buen día cuando la retraron o no es lo que decía ser...


En fin, juzgad vosotros mismos.




La imagen ha sido tomada en los Jardines de Murillo, en Sevilla.

8 comentarios:

Nils dijo...

No sé, hay mujeres muy poco femeninas, y quizás con la 'egrecia fvndadora' la genética no fue muy buena. un beso

Arwen dijo...

O que el pintor la odiaba, Nils, porque no correspondió sus deseos amorosos... En cualquier caso, a mí me recuerda a Colón...

neurotransmisores dijo...

En cada época hay un canon de belleza distinto

Saludos.

El Sagutxo solitario dijo...

Igual era como Bimba Bosé, oye... muy femenina no se la ve, aunque quizá es que el artista no supo captar la femineidad y se quedó en la superficie.

Yo en estos temas siempre menciono a Greta Garbo en La Reina Cristina de Suecia. No creo que nunca se haya visto tanta masculinidad y tanta femineidad en una misma persona.

http://www.imdb.com/title/tt0024481/

goldengate(d) dijo...

totalmente de acuerdo con sagutxo, y añadiría bette davis segun como. aunque lo de tilda swinton tampoco tiene desperdicio.

Galmaran dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Arwen dijo...

Vale, me habéis convencido, cada edad, una belleza. Pero eso me hace reflexionar sobre lo que realmente pensaban los hombres que gustaban de esas mujeres con rasgos duros y, definitivamente, masculinos. ¿Es cierto que buscamos inconscientemente en el otro nuestros propios rasgos, porque son los que más bellos consideramos? No sé...

Caulfield dijo...

Jo, parece Colón la pobre Doña Catalina.